Viernes 18 de Agosto 2017

Publicado el 19.Jul.2012

Mundo Pañuelo

Figuraciones de Moko Estudio

En esta oportunidad Espacio Cabrera cedió su terreno a Mundo Pañuelo, un universo particular que introduce criaturas, lugares, figuras y juegos visuales, como parte de una realidad representativa creada por Moko Estudio. El mismo dúo que dirige dicho estudio, formado por Augusto Belmonte, alias Xgaiax, y Juan Devoto, Apen, fue el responsable del montaje de la muestra ideada bajo la curaduría de María Eugenia Petre.

Xgaiax y Apen ofrecen mucho de urban art y de intervención artística. De por sí el arte callejero pretende romper con las usuales reglas ciudadanas; los artistas aquí llevaron el mismo tratamiento a fotografías de antaño, obras de arte clásico y hasta un Cristo. Tanto Juan como Augusto trabajan con la técnica del Street, la pintura, la ilustración y se manejan con distintos tipos de materiales para la ejecución de ideas.

Por las cualidades figurativas de las obras, sus personajes, temas y la innumerable variación de ambos, la muestra invitó a los espectadores a recorrer más de una vez las paredes revestidas con los que sugerían ser grafittis entelados; con cada recorrido se descubrían otros valores y situaciones en las imágenes: coincidencias de personajes, texturas, estilos, mezclas de las tonalidades: la oferta fue infinita.

Para completar las diferentes propuestas visuales que Moko Estudio trajo a Espacio Cabrera, se instaló un proyector que reflejaba otros trabajos de los artistas, los cuales reforzaron el concepto de Mundo Pañuelo. En las proyecciones se vio el arte ponderado con diferentes técnicas, dimensiones y contextos: sobre paredes, entre multitudes, campañas para marcas de consumo, entre otros.

En la sala, se vieron todas obras contemplativas aunque unas eran más escultóricas que otras, por su composición y materiales. La pieza más “complicada” fue la expuesta por un gran atril que se instaló en una de las esquinas del espacio; la finalidad era que el público, más allá de la interacción que pudiera tener con el arte ofertado en sus diferentes expresiones, fuera participante directo del mundo dirigido por Apen y Xgaiax. La propuesta fue que aquellos que quisieran dejaran su huella artística en un bastidor de y para Moko Estudio.

La muestra tuvo pleno auge durante el transcurso de todo el evento, que, desde que se abrieron las puertas, llamó la atención permanentemente, sea por las proyecciones, las instalaciones o las piezas que exhibía. Pero también el cierre fue particular. El músico Guido Pera tuvo su momento de jerarquía cuando, con su sitar, generó un efecto hipnótico entre la audiencia de Mundo Pañuelo.


[Mundo Pañuelo estuvo del 6 al 13 de julio en Espacio Cabrera]



 

espaciocabrera@palermo.edu